Uno de los inventos que convulsionó más el mundo de la fotografía,
fue la creación de la cámara Polaroid.

Con ella se lograron maravillosos recuerdos de años inmemorables, dio empleo a muchas personas en distintas labores, pero más que nada fusionó de maneras impresionantes los aspectos visuales con la profundidad de las emociones.

Sin duda no podríamos iniciar este artículo sin mencionar al padre de la cámara Polaroid Edwin Land, quien gracias a la curiosidad de su hija de no entender por qué no podía ver la fotografía en el mismo momento en que era tomada, le dio a Edwin la flamante idea de ingeniar una máquina que le permitiera a las personas obtener sus imágenes inmediatamente después de ser tomadas. Así fue como en 1947 Edwin sorprendió al mundo con una cámara que revelaba en positivo la imagen en tan solo 60 segundos, y que se convirtió en insignia de la Sociedad Óptica Estadounidense hasta la llegada de la fotografía digital, quien como diríamos en Colombia “le corrió el butaco”.

Pese a esto, esta cámara tuvo su gran momento y sirvió para diversos usos que beneficiaron a muchos trabajadores y los procesos que pueden requerir mayor tiempo laboral. Algunos de sus usos fueron dedicados a: realizar fotografías para las tarjetas de identificación, para pasaportes, fotografías de ultrasonidos, y también fueron usadas por agentes de policía e investigadores de incendios debido a su capacidad de captar una imagen instantánea inalterable. Por su lado, los fotógrafos profesionales de medio y gran formato también prefieren usar las Polaroid para poder previsualizar la iluminación antes de tomar la fotografía en un formato más costoso.

Sin embargo, pese a su fuerte caída la cámara Polaroid ha vuelto a posicionarse en este nuevo mundo lleno de cambios, distinciones, y peculiaridades. La Polaroid se ha convertido en recurso principal de la moda vintage y el revival de los últimos tiempos, otorgándole de nuevo una posición envidiable pese a los tantos años de estar en el olvido.

Uno de los inventos que convulsionó más el mundo de la fotografía fue la creación de la cámara Polaroid, pues con ella se lograron maravillosos recuerdos de años inmemorables, dio empleo a muchas personas en distintas labores, pero más que nada fusionó de maneras impresionantes los aspectos visuales con la profundidad de las emociones.

La cámara Polaroid se reduce prácticamente a llevar dentro de un aparatito todo un laboratorio fotográfico portátil, pues lo que en otros tiempos se hacía en un cuarto oscuro, con el negativo y el positivo, se traduce ahora a un proceso instantáneo. Es por eso que resulta maravilloso recorrer distintas ciudades, países, viajar a través del mundo con una instantánea en mano, podrás recordar cada momento y llevarlo contigo a donde quiera que vayas.

Quizá, aunque en tiempos de centenialls solo se conozcan los álbumes de fotos en Facebook, también estamos quienes extrañamos profundamente las fotografías físicas puestas en un libro empolvado y con aroma a recuerdos. Es por eso que resulta maravillosa la compañía de una cámara Polaroid entre tu maleta cuando salgas a los parques con tus amigos, en una sesión fotográfica en el centro de la ciudad o un infaltable evento  familiar que queremos  recordar para siempre.

Cursos y Talleres de Cine y Fotografía

Más Información

¿Por qué estudiar con nosotros?

Conócenos