En el mercado hay distintas gamas de cámaras fotográficas, y van desde precios muy económicos hasta otras muy costosas. Aunque todo va en qué tanto te ofrecen, entre ellas también hay una diferencia que las divide prácticamente en dos categorías: las APS-C y Fullframe. Pero ¿qué son y por qué se diferencian?

Las APS-C son llamadas “gama media” y las Fullframe la “gama alta”, en este caso por su precio, opciones y calidad de ambas cámaras. Pero más allá de esta explicación simple, se encuentra un elemento bastante importante: el sensor. Mientras que en las primeras el sensor de 23,6×15,7 mm, y su variante APS-H de 28,7x19mm, en las segundas el sensor es de 35 mm cuenta con dimensiones de 36×24 mm. Esta diferencia de tamaño en el sensor implica varias diferencias entre una y la otra, y las explicaremos a continuación.

Diferencias entre APS-C y Full Frame

El factor de recorte es la diferencia que hay entre el tamaño de un sensor de 35mm a uno de APS-C. Es decir que, si por ejemplo tenemos una cámara Nikon D7000, el factor de recorte sería 1.5x, número que marca la diferencia con uno full frame. Esto implica que, al capturar una imagen, una full frame obtendrá más información que una APS-C. Cabe aclarar que cada marca y modelo puede tener factores de recortes distintos.

Si nos remontamos al tamaño del sensor, hay varias diferencias. La primera y más notoria tiene que ver con el coste de producción, lo cual hace que las cámaras que poseen sensores de formato completo sean más costosas que otras que los tienen más pequeños.

Ahora, si hablamos a nivel técnico, la full fram cuenta con varias ventajas sobre una APS-C. Por ejemplo, la calidad será mejor, y el ruido será mucho menor, soportando ISOs más altos, debido a que tienen una mejor relación señal/ruido.

El sensor de las cámaras full frame pueden recoger mayor información y de más calidad en cada píxel debido al tamaño del mismo.

¿Por qué se tiene en cuenta el factor de recorte?

Hace un momento hablamos de un número de factor de recorte es 1.5x. Este número es importante tenerlo en cuenta, ya que nos explica qué tanta porción de la escena fotografiada perdemos cuando lo hacemos con una cámara APS-C.

Por ejemplo, si tomamos una fotografía con un 50mm en una cámara APS-C, en realidad se estaría comportando como un 75mm (1,5 x 50), perdiendo esa porción de información alrededor de la escena. Eso no significa que la cámara altera la distancia focal del objetivo, sino que el recorte dejaría la foto como si en una full frame se tomara con una distancia focal más larga.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Un detalle importante relacionado con tu cámara en relación a tu cámara son los objetivos. Cuando vayas a comprarlos, debes tener siempre en cuenta que sea compatible con tu equipo. Para dar un ejemplo, los objetivos ojos de pez solo están disponibles para APS-C. Al tomar una fotografía en full frame, capturará la imagen con una parte de la fotografía en negro.

Así mismo sucede con otros objetivos. Por esta razón, al comprar uno nuevo, especifica al comprador que será para una APS-C o una full frame respectivamente.

Fuente: DZoom

 Me Gusta la Fotografía    Me gusta el cine  Clases Gratis

Cursos y Talleres de Cine y Fotografía

Más Información

Leave a Reply