Si trabajas en medios audiovisuales, sabrás qué es un pitch. Para los principiantes siempre será un dolor de cabeza, ya que debes vender tu idea en poco tiempo y con argumentos sólidos, de modo que puedas seducir a los inversores o jurados que evaluarán tu propuesta.

¿No sabes por dónde empezar? Aquí te damos algunos consejos para vender tu idea.

Ten exactamente los documentos que te solicitan

En toda convocatoria te piden unos documentos específicos que debes llevar. Siempre debes presentarte con todos, sin dejar ninguno de lado. Si te falta alguno, gestiónalo y trabaja con rigurosidad para que cada una de las condiciones que te piden las cumplas. Un solo documento que no tengas, esté mal planteado o poco claro podría hacer tambalear tu oportunidad de obtener financiación.

Apóyate en un piloto (en caso de que lo pidan)

Si te piden una ayuda audiovisual, hazla atractiva. Esta debe llevar la idea central de tu propuesta, y no irse por las ramas ¡Debe ir directo al tema! Y sobre todo, debe apoyar el discurso que brindarás al momento de la presentación.

Ten clara la estrategia, locaciones y presupuestos

Si buscas financiación, es porque sabes cuántos recursos puedes gastar, cómo lo vas a grabar y lugares tentativos donde se realizarán las filmaciones. Como productor no debes flaquear en esta parte, y si alguien te pregunta algo al respecto, debes saber de inmediato la respuesta.

Siempre debes tener claro el factor diferenciador

¿Qué hace diferente tu producto de otros? Esta pregunta debes respondértela obligatoriamente, y transmitirla a los inversores o jurados de la convocatoria. Aunque es común que muchos productos tengan sus parecidos, es esa novedad la que puede hacer destacar tu producto. También debes tener claro el por qué es necesario que se produzca tu idea, la importancia e impacto que puede tener para el espectador.

Vende la idea en cinco minutos o menos

Si en cinco minutos no logras convencer a alguien de que tu idea “la rompe”, entonces hay algo que no cuadra en ella. Prueba con amigos y colegas, y haz una prueba de tu pitch con ellos, pidiéndoles desde luego una opinión honesta y objetiva.

¿Quieres demostrar mejor lo infalible de tu idea? Haz la prueba del ascensor. Súbete a un ascensor con un amigo, imagina que es un empresario, inversor o juez. Preséntate y cuéntale la idea en el tiempo en el que el ascensor va del primero al veinteavo piso. Si en ese tiempo logras convencerlo, significa que tu idea logrará el impacto que quieres.

Demuestra que te apasiona tu idea

Esto es clave. Si de verdad tienes tantas ganas de que tu idea sea una realidad, demuéstralo en el día de la presentación. El carisma y la pasión que muestres sobre esta también podrían inclinar la balanza a tu favor. Así mismo, como productor ejecutivo, debes saber transmitir esas emociones cuando estas contando tu proyecto a socios clave.

 Me Gusta la Fotografía    Me gusta el cine  Clases Gratis

Cursos y Talleres de Cine y Fotografía

Más Información

Leave a Reply