Muchas veces intentamos fotografiar a nuestras mascotas, deseando constantemente lograr una foto perfecta a pesar de que es una tarea difícil de realizar, puesto que, nuestros pequeños animalitos se sienten intimidados por los equipos o son muy juguetones y no se quedan quietos, lo que hace más difícil capturar la imagen.

Ahora bien, lograr una foto perfecta en la que se retrate la personalidad y la ternura de nuestros pequeños peludos puede convertirse en una labor sencilla si implementamos pequeñas estrategias que nos ayuden a conéctanos con ellos.

¡Inspírate con los siguientes consejos para romperla con tus fotos de mascotas!

Busca la comodidad de tu peludo

Es esencial que el animal que vas a fotografiar se sienta cómodo durante la sesión de fotos, por lo tanto, el uso de sus juguetes o la realización de las fotografías en su espacio natural ya se en casa o en su parque favorito permitirán que el animal no esté a la defensiva y te ayude a realizar la tarea de forma tranquila.

En el caso en el que la mascota no sea tuya y debas realizarlo en un estudio, es importante que los dueños del animal estén presentes en el lugar, para que así se le facilite la confianza hacia a ti. No olvides que antes de iniciar la sesión debes compartir con el animal consiéntelo, dale premios, vuélvete amigo de él, recrea un ambiente tranquilo y que así, cuando lo llames para que vea hacia tu cámara sea más fácil su reconocimiento.

Te puede interesar: 7 estrategias para promocionar tus fotografías y ganar dinero con ello

Planea la sesión de fotos, ¡Así evitaras contratiempos!

Recuerda que cuentas con poco tiempo en la realización de las fotos, ya que, las mascotas no van a estar en un solo lugar prestándote atención por varias horas. Por lo tanto, es importante que planees con antelación la sesión fotografía para que así no tengas cambios que te lleven a estresar a la mascota o a estresarte tú por no lograr el trabajo adecuado.

Debes tener claro que si decides fotografiar mascotas debes ser paciente y evitar a toda costa acelerarte en el proceso.

Para esto, te aconsejo que conozcas muy bien el lugar donde realizaras las tomas (en el caso de que sean al aire libre) y que además tengas claro cuáles son las fotos que deseas capturar para que así tengas juguetes a la mano, comida y los diferentes objetos que acompañaran al modelo en la composición de la foto. Igualmente es llamativo en el retrato final que exista un contraste entre el fondo y el animal para que pueda resaltar completamente al modelo (Todo depende de tu intencionalidad).

No utilices flash

Es importante que evites completamente el uso del flash, pues esto hace que las mascotas se asusten, se sientan amenazadas e incluso incómodas para continuar con las fotos. Lo único que lograras será dañar el proceso de comodidad que ya habías iniciado y posiblemente será más complicado por culminar los retratos planeados.

Para poder obtener buenas fotos sin necesidad de tener flash, puedes hacer uso de la luz natural. Aprovecha la luz del sol e intenta ubicarte estratégicamente con relación al animal para así evitar sombras. Puedes aprovechar espacios al aire libre para fotografiar a un perro juguetón mientras atrapa su pelota o aprovechar la luz de la ventana para capturar la ternura de un gato mientras duerme bajo los rayos del sol.

Ubícate al mismo nivel del animal

Para continuar con el ambiente de confianza y comodidad del animal, es importante que tomes las fotografías al mismo nivel en el que está ubicado el animal. Tomar fotografía en picado harán que el animal se sienta intimidado y el resultado lo muestre pequeño. En cambio, si te ubicas a la altura del animal frente a frente o en contra picado mantendrás su comodidad y ayudara a tener cercanía con el animal, logrando imágenes en las que se demostrara la grandeza y la ternura de su personalidad.

En este caso, también es importante el manejo del enfoque de forma manual, puesto que te ayudara a centrarse en su mirada y rostro, las partes del cuerpo que tienen mayor expresión. Adicionalmente, puedes hacer uso de lentes teleobjetivos que te ayudarán a no acercarte demasiado al espacio de la mascota y aun así obtener fotos perfectas.

Por último, te puede funcionar hacer tomas en ráfaga y barridos en las fotografías donde deseas capturas el movimiento del animal durante un juego.

Las mascotas poco a poco se han convertido en miembros de la familia, es por eso que una buena composición en la foto puede estar acompañado de otros perros o sus amos para dar mayor impacto en los espectadores. Es importante que cuides los detalles que deseas mostrar en tu foto, que tengas claro que deseas enfocar y que no. Por eso planea siempre tu sesión y premia a tu modelo.

Por: Laura Nova

Leave a Reply