En las fotografías de larga exposición el tiempo es una variable esencial para lograr imágenes llenas de suavidad que registren un pequeño periodo de tiempo.

Cuando se toma una fotografía en una fracción de segundo, la cámara abre y cierra el obturador para dejar pasar luz al sensor y finalmente capturar la imagen. No obstante, si se le da más tiempo, el sensor de la cámara deja pasar más luz y logra grabar el movimiento que se da en ese espacio.

¿Qué equipos debes usar?

  • Trípode: Para lograr fotos de larga exposición es importante hacer uso de un trípode o punto de apoyo, teniendo en cuenta que el tiempo de obturación de la cámara sería de un segundo, o más, en una misma posición y cualquier vibración podría afectar el encuadre.
  • Disparador remoto: Cuando vas a realizar una toma con un tiempo superior a 30 segundos, puedes utilizar un disparador remoto para evitar movimientos involuntarios con tu objetivo y conseguir disparos de larga distancia.
  • Filtro DN (Densidad Neutra): Estos filtros usualmente son utilizados en fotografías de larga exposición diurnas porque evitan que la imagen se sobre exponga y permite tener el obturador abierto una gran cantidad de tiempo para lograr el resultado esperado.

Algunos ejemplos de fotos de larga exposición diurnas son en las que se capta el movimiento de nubes, personas y agua o más conocido como “efecto seda”.

* Fotos de: Nicolas Raymond, Claus Zürbig y Tim Donnelly.

En el caso de las fotografías de larga exposición nocturna, el limitante puede ser la falta de luz, por lo tanto para lograr un buena imagen, debes abrir el diafragma al máximo y adecuar el ISO hasta donde lo consideres aceptable, además, aumentar el tiempo lo suficiente para que entre luz al sensor y se pueda compensar su ausencia.

Con esta técnica puedes lograr imágenes de entornos naturales y urbanos nocturnos, igualmente puedes crear fotografías light painting.

*Fotos de: Christian Sasse, Lucas Zimmermann, Viktor Varga.

¿Cómo puedes configurar tu cámara?

  1. Modo de prioridad a la velocidad de obturación (S, TV): Esta configuración permite elegir la velocidad de obturación, es decir, puedes controlar el tiempo de exposición para el paso de luz al sensor. Por su parte, la cámara se ocupa de sincronizar el ISO y el diafragma.
  2. Manual (M): Con esta configuración tienes el control de todos los parámetros (ISO, tiempo y diafragma), sin embargo sólo puedes configurar el tiempo de obturación hasta 30 segundos. En este caso, puedes usar el disparador automático de la cámara o disparador remoto para evitar vibraciones al momento de obturar.
  3. Modo Bulb (B):  Esta configuración te da control total de los parámetros, es decir, acá no hay limitaciones con el tiempo de obturación porque puede ser ajustado al número que desees. En este caso es esencial el uso del disparador remoto para indicarle a la cámara el momento exacto en el que inicia y termina la captura.

Las fotografías de larga exposición permiten inmortalizar completamente el tiempo y los movimientos de cada toma, lograrlo es más sencillo de lo que piensas, solo debes llenarte de paciencia y pasión para intentarlo una y otra vez hasta conseguir el movimiento perfecto. Todo está en usar correctamente la técnica y buscar el lugar perfecto para capturar el paisaje, el movimiento o pintar con la luz que deseas.

Escrito por: Laura Nova

Leave a Reply